Práctica 7 – Vicent Orón

CREACIÓN Y ADAPTACIÓN MUSICAL

Se ha escogido el fragmento del intento de suicidio de la serie Southland (capítulo 4×5) para la creación y adaptación musical del sonido extradiegético de esta práctica.

Dado el carácter un tanto “cómico” que tiene la secuencia, se ha optado por utilizar un tempo atresillado para la composición de la banda sonora. El tempo general del proyecto son 60 pulsaciones por minuto, o negra=60, pero al ser un compás atresillado la sucesión de elementos percusivos tanto africanos como afroamericanos le dan el toque “humorístico” que parece tener la escena. Posteriormente se irán incorporando a la música una batería, un bajo y una guitarra acústica de manera progresiva.

El desarrollo de la escena es una conversación larga entre un policía que trata de evitar el suicidio de un joven gay al que han tratado de humillar pintándole la cara y poniéndole un vestido rojo. Esta escena, que a priori puede parecer “cómica” como ya se ha comentado, va tomando tensión a medida que va avanzando y el suicidio es más inminente. De ahí que en cierto momento de la escena, cuando el oficial está aun tratando de convencer al joven de que no lo haga, se ha optado por cambiar el color de la música. Prácticamente a la totalidad de canales se les ha aplicado una distorsión y una reverberación de la que se escucha sobre todo la señal mojada. Esto le da más espacialización a la mezcla.

Por último se llega al momento culmen de la secuencia, cuando el joven se lanza al vacío desde el edificio. En ese momento el tempo del proyecto se reduce a la mitad y la instrumentación se limita a dos instrumentos: un bombo marcando los tempos del compás y un timbal grave marcando las contras y haciendo ciertos dibujos. La tensión aquí si que es real y palpable, y eso justifica el cambio de tempo, de instrumentación y de tono.